Los del Año Ámbar

VN:R_U [1.9.15_1155]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

 

 

ALEJANDRO PLÀ / 23 de Junio de 2010 (Las Provincias). Por una de esas extrañas coincidencias me alcanzan tres reflexiones vitales, casi al unísono, por parte de tres miembros de la misma generación. De alguien que no conozco, de alguien que apenas conozco y de alguien que conozco algo. Los tres vinieron a este mundo en el epicentro de los años 70. Y los tres, ahora, llegan a mí mientras analizan su pasado, contemplan su presente y se disponen a tomar (o lo acaban de hacer) una decisión sobre su futuro.

Constatación. Ana Luján es bailarina y coreógrafa de danza contemporánea. «Nosotros pertenecemos a la generación ‘sandwich’. Estamos en mitad del tipo de educación que imperaba hasta que nosotros nacimos, y toda la que está empezando a venir ahora».

Reflexión. Guillermo Gómez-Ferrer fue colaborador de este periódico. Un tipo culto. Acaba de publicar ‘El despertar de la generación dormida’ (Sello editorial, 2010). Les extraigo algunas frases: «Nos interesaba más salir los viernes que presionar a nuestros Gobiernos, pasarlo bien que conmovernos con el dolor ajeno». «Debemos educar a nuestros hijos a vivir con el exceso igual que nuestros padres aprendieron a vivir con la carencia».

Canto a la esperanza. Toni Soler me hace llegar ‘La lealtad de los delincuentes’ (Café Bombón Ediciones, 2009). No conozco a este escritor, pero hace una acertada instantánea de la Valencia de los dos últimos años bajo el prisma de un valenciano de 35 años que ha vivido el ‘boom’ del ladrillo: sus colegas, la salida nocturna y sus resacas, los bolsillos llenos y vacíos de dinero y las angustias sentimentales.

Y llegados a este punto yo me permito añadir mi aforismo. Todo ser humano debe afrontar dos batallas complicadísimas. La primera es conocerse a sí mismo. La segunda, aceptarse. En verdad no sé cuál de las dos es más compleja.

Esta generación llega al semáforo cuando está en ámbar: puede acelerar para sumarse a lo que viene (sociedad con nuevos valores… pongan un día la TV o pásense por un colegio), o pisar el freno y aferrarse, por última vez, a los antiguos modelos. Hay que elegir.

 

Los del Año Ámbar, 5.0 out of 5 based on 1 rating