Una cafetería para convertirse en escritor

VN:R_U [1.9.15_1155]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)

 

C. VELASCO / 25 de septiembre de 2010 (Las Provincias). Las cafeterías, desde siempre, han servido para mucho más que para deleitarse con una taza de humeante café. Antes de la guerra civil española, en la calle de la Paz de Valencia, donde ahora se levanta el hotel Vincci Palace, Ernest Hemingway frecuentaba la cafetería conocida como la Alianza de Intelectuales. La esencia de los cafés literarios se conserva en el madrileño Café Gijón, que desde 1888 sirve literatura y algo más.

Ahora ese ‘algo más’ no es una tertulia alrededor de la literatura, sino la posibilidad de leer, comprar y editar un libro. Lejos de amilanarse ante la crisis, Café Bombón (c/ Encarna Máñez, 4 de Valencia) ha creado un sello editorial. De momento ha editado tres títulos y ya trabaja en el cuarto volumen. El primero, ‘La lealtad de los delincuentes’, ha encontrado su hueco entre los lectores valencianos. Alrededor de un millar de novelas se han vendido de esta publicación que vio la luz hace un año.

Su autor es Toni Soler, un valenciano que desarrolla su actividad profesional en el sector inmobiliario. «Desde siempre me ha gustado escribir, poder crear una historia y me decidí a publicar la novela», explicó. «Estoy muy satisfecho con la marcha de las ventas del libro», añadió.

Soler tarda un mes en redactar la historia y otro en revisarla. Su mujer es su filtro de seguridad. No fía sus obras a nadie más. Con ese ritmo creativo, el escritor valenciano ha decidido hacer una trilogía. Ya tiene su segundo volumen publicado, también por Bombón Ediciones. Se trata de ‘Delincuentes y venganzas’. La tercera y última entrega ya está casi perfilada.

Los títulos de Toni Soler, que desconfía de los premios literarios porque suponen «poner una obra literaria en unas manos que tienen sus propios intereses», se pueden encontrar en las librerías valencianas, como la Casa del Libro o El Corte Inglés. En Café Bombón se puede adquirir no sólo las publicaciones que edita el sello valenciano, sino otros libros de segunda mano que están a disposición del cliente-lector para leerlos en la cafetería tranquilamente o comprarlos.

Los hermanos Arturo y Jesús Puig regentan estos negocios literarios: «El sello editorial surge porque nos dimos cuenta de que hay gente que quiere publicar sus novelas y no puede acceder a las grandes editoriales. Bombón Ediciones pretende facilitar esta tarea a los autores noveles».

Con esta iniciativa no sólo se echa una mano a los pequeños escritores, sino que se complementa e enriquece el mercado editorial. El público podrá «acceder a títulos que antes no se publicaban porque las grandes firmas no prestaban atención», detallaron los hermanos Puig, quienes confían que con el tiempo su actividad editorial se afiance, engrose nuevos autores y sume más lectores.

 

Una cafetería para convertirse en escritor, 4.0 out of 5 based on 1 rating