LA CANCIÓN DEL SICILIANO / Cristina Amanda Tur (CAT)

VN:F [1.9.15_1155]
Rating: 4.5/5 (6 votes cast)

 

[Editorial Funambulista]

Las novelas relacionadas con la Mafia no suelen dejar al lector indiferente. Los grandes maestros del género, entre los que destacan escritores de la talla de Mario Puzo o Leonardo Sciascia, ya se ocuparon de ello allá por los años 60, dándonos a conocer los entresijos de esta organización criminal de origen siciliano e instaurando a través de su obra una poderosa fuente de atracción con la que captar la atención del público. Desde entonces, basta que una ficción se desarrolle entorno a esta cuadrilla de delincuentes para despertar de inmediato la curiosidad de los adictos al género. Porque la Mafia tiene tirón; sus historias nos sobrecogen, sus actividades delictivas nos asquean y sus códigos de honor nos horrorizan sobremanera y, sin embargo, somos incapaces de dejar pasar la oportunidad de aprender algo nuevo acerca de este submundo del hampa en cuanto se nos presenta la ocasión.

Si a esta poderosa atracción por la Mafia le añadimos, además, los mejores tintes de la novela negra, una combinación precisa y coherente entre realidad histórica y ficción actual y un escenario fascinante como es la isla de Ibiza, el efecto resultante no puede ser más tentador. Y precisamente de dichas sinergias se sirve la escritora, periodista y criminóloga ibicenca, Cristina Amanda Tur (CAT), para crear la trama de su última novela. Con La canción del siciliano (abril de 2012), CAT no solo demuestra que domina el tema principal de la historia, sino que, además, introduce con acierto sus conocimientos en la materia y consigue hilvanar una nueva ficción con la que cautivar a sus lectores. Tras el notable éxito de El diablo en los detalles, El ángel suicida y A todos los gatos les gusta el rhythm’n’blues, la autora pone otra vez a currar a la unidad contra el Crimen Organizado de la Policía de Ibiza y a la protagonista principal de la saga, la periodista Rebelene.

Vale, no os preocupéis; para los que, al igual que yo, abordáis la novela sin antes haber leído el resto de la obra de CAT, os informo que esta ficción es perfectamente legible con independencia de las anteriores y, además, ofrece las claves necesarias para conocer la esencia de los personajes y el tipo de relación que mantienen.

La canción del siciliano arranca con el asesinato a tiros de uno de los guardaespaldas personales de Sacha La Plaggia, enigmático y encantador marchante de arte que reside en Ibiza y que se mueve por los ambientes más selectos de la isla. Il Bel Sacha, lejos de ser un simple hombre de negocios, esconde algo más en su propia naturaleza; sus orígenes están en Sicilia y, aunque trata de permanecer al margen de las actividades delictivas de la famiglia, no puede evitar ser nieto y sobrino de dos de los principales capos de la Mafia.

Tan pronto como el guardaespaldas es acribillado a balazos, el equipo al completo del Grupo contra el Crimen Organizado de Ibiza, con el inspector Ariel a la cabeza, deberá acudir al escenario del crimen para iniciar sus pesquisas. El aviso pillará a los policías en un garito de copas, celebrando el final del verano junto a su amiga Rebelene, la cual se empeñará en acompañarles hasta el lugar de los hechos. Allí encontrarán al fiambre junto a su jefe y a otro de sus guardaespaldas. Sacha y Rebelene ya se conocen y la atracción entre ambos es más que evidente. Esta circunstancia se irá acrecentando durante el transcurso de la investigación y acabará por convertir el caso en un coctel peligroso, en el que las relaciones personales, la amistad y el amor irreflexivo llevarán a la periodista hasta esa otra isla del sur de Italia, cuna por antonomasia de los criminales más sanguinarios.

CAT nos introduce con su novela en una trama fascinante, en la que los ingredientes más significativos del género están presentes desde el primer momento: corrupción, drogas, asesinatos y, por supuesto, venganzas que se pagan con venganzas en una especie de cadena macabra de crímenes que parece no tener fin. La Mafia nunca perdona una afrenta y a la hora de repartir ‘justicia’ los símbolos adquieren una gran importancia; una mano cercenada en la puerta de una casa o una vendetta pacientemente guardada en la recámara durante años son algunas muestras de ello. Pero hay más, como buena periodista, CAT aprovecha también la novela para criticar de forma constante y severa al poder político que gobierna sin concierto su maravillosa isla, e incluso otorga un papel importante a algún cargo electo —de ficción, quiero pensar— para preparar el desenlace de la trama.

Con todo, nos encontramos ante un relato absorbente y bien trabajado, de esos que enganchan desde el primer momento y acaban con un final absolutamente inesperado. En fin, no creo que tarde mucho en hacerme con el resto de la obra de esta fabulosa escritora y así poder seguir disfrutando de la lectura gracias al encanto que transmiten sus personajes.

 

Toni Soler, viernes 15 de junio de 2012

Twitter: @tonelo1000

 

LA CANCIÓN DEL SICILIANO / Cristina Amanda Tur (CAT), 4.5 out of 5 based on 6 ratings