LAS FLORES DE BAUDELAIRE / Gonzalo Garrido

VN:F [1.9.15_1155]
Rating: 4.0/5 (3 votes cast)

 

[Editorial Alrevès]

Hace poco más de tres meses me sumé a esa enorme comunidad de egos, vanidades y promoción permanente que se esconde tras los 140 caracteres de Twitter. He de reconocer que el mercadeo de información y el despliegue descontrolado de opiniones que circula por esta red social no me sorprendieron demasiado. Al fin y al cabo, ya conocía otra plataforma parecida, eso sí, bastante más pueril y exhibicionista que Twitter. Lo cierto es que mi excusa para registrarme era la misma que la de muchos otros: tenía algunos libros que promocionar y ninguna opción se me antojaba más acertada —y barata— para llegar al mayor número de lectores. El caso es que me registré con ese propósito. Y así, entre tuits, retuits y unos pocos seguidores, pronto pude percibir algunos resultados —al menos así lo indicaban las estadísticas del blog y un ligero incremento de las ventas—. Sin embargo, si he de ser totalmente sincero, la mayor utilidad que puedo atribuirle a esta herramienta es su doble sentido; ahí es donde, en mi opinión, radica su grandeza. Porque gracias a Twitter también pude descubrir a muchos otros autores en los que posiblemente jamás me hubiese fijado de no ser por mi inclusión en el medio.

Uno de ellos, Gonzalo Garrido (Bilbao, 1963), llamó mi atención desde el primer momento. La actividad promocional constante de su ópera prima, Las flores de Baudelaire (mayo de 2012), comenzó a llegarme a diario a través de la red. Novela de intriga, anunciaba el autor en sus publicaciones; y, además, ambientada en el Bilbao de 1917, con la I Guerra Mundial como telón de fondo y una floreciente industria vasca tratando de sacar el máximo provecho del conflicto. Con esto, ya me tenía casi convencido. No obstante, fue uno de sus múltiples enlaces lo que terminó por hacerme comprar la novela. Se trataba del fragmento de un programa de televisión en el que entrevistaban a su editor, Gregori Dolz. En él, Dolz revelaba los principios básicos de su sello editorial y aprovechaba también para hablar de algunas de sus apuestas literarias, incluida la que ahora nos ocupa. La coherencia de sus palabras y la cercanía que transmitía con ellas fueron determinantes en mi decisión final de adquirir esta novela. En fin, un video vale más que 140 caracteres.

Pero olvidémonos del medio y centrémonos de una vez en la excepcional novela de Gonzalo Garrido. Las flores de Baudelaire supone, sin lugar a dudas, un notable debut literario para este consultor de comunicación y bloguero empedernido —Literatura Basura, se llama su blog—, amante indiscutible de las letras y analista riguroso de sus múltiples tendencias. Su relato no solo atesora un argumento envolvente y una estructura firme, sino que, además, despliega ese puntito ácido e irónico de crítica social tan propio del género negro. Un estilo del que Garrido se sirve para enganchar al lector desde la primera página y tratar de demostrar que los males de hoy no son muy diferentes de los que ya se daban en otras épocas casi olvidadas.

La novela de Garrido arranca precisamente al más puro estilo del género: la hija pequeña de una de las familias más ricas e influyentes de Bilbao aparece brutalmente asesinada en su propia casa. Atraído de inmediato por su macabra afición por este tipo de crímenes, el fotógrafo profesional y sabueso ocasional, Alfredo Maldonado, no tarda en iniciar su particular investigación de los hechos, desoyendo la prohibición expresa de la policía de no inmiscuirse en el caso. El propio Maldonado es, en mi opinión, el atractivo principal de la novela. Con él, Garrido logra crear a un personaje realmente peculiar; escéptico, imprudente y adultero por desilusión; en ocasiones perspicaz y desenvuelto, pero siempre marcado por ese carácter inocente y pusilánime que hace que el lector empatice con él a pesar de sus múltiples rarezas.

Pues bien, Maldonado  no cesará en su empeño de atrapar al asesino y sus pesquisas al respecto acabarán desvelando una compleja trama de intereses económicos y políticos. La codicia y la ambición jugarán un papel fundamental a la hora de despejar las incógnitas que se desprenden de la muerte de la niña. La aparición en escena de masones emboscados; el juego oculto de espionaje y contraespionaje derivado de la guerra; y las luchas de poder entre un perverso entramado de familias y empresas que ven en la debacle europea la oportunidad perfecta para consolidar su hegemonía financiera, le servirán al autor para retratar de forma magistral una de las facciones más mezquinas de la sociedad vasca de la época.

En definitiva, Las flores de Baudelaire es una primera novela más que notable. El autor no solo nos sorprende mediante una trama absorbente y bien estructurada, sino que, además, lo hace introduciendo los mejores ingredientes del género negro y retratando con riguroso contenido histórico la realidad social de una época absolutamente fascinante. Una novela muy digna de recomendar, a través de Twitter o de cualquier otro medio que al lector le parezca conveniente utilizar.

 

Toni Soler, lunes 9 de julio de 2012

Twitter: @tonelo1000

 

LAS FLORES DE BAUDELAIRE / Gonzalo Garrido, 4.0 out of 5 based on 3 ratings
  1. 21 May 13 at 8:59am

    […] caminos, Culturamas, Black Club, Novela negra y policiaca, Kermés Literaria, Crónicas lietrarias, Tony Soler, entre […]

    (reply)

Leave a Comment

Are you human? *