PRAGA MORTAL / Philip Kerr

VN:F [1.9.15_1155]
Rating: 4.7/5 (3 votes cast)

 

[RBA / Colección ‘Serie Negra’]

Philip Kerr (Edimburgo, 1955) dio a luz a Bernie Gunther en 1989. Violetas de marzo se titulaba aquella novela —en mi opinión, una de las mejores que el género negro ha colocado en las librerías desde los tiempos de Marlowe—. El escenario histórico escogido por Kerr ya de por sí resultaba fascinante: retrato riguroso del Berlín de finales de los años 30 y de la incipiente crueldad que asolaba sus calles en la época de los nazis. Desde entonces, el autor nos ha maravillado hasta en siete ocasiones más gracias a las investigaciones de este mítico sabueso berlinés. Sus apasionantes trapisondas y esa particular forma de afrontar la barbarie provocada por el nacionalsocialismo de Hitler, cuyo epicentro tenía lugar en su propia ciudad y del cual el propio Gunther formaba parte sin quererlo, han condicionado desde la primera entrega la naturaleza insubordinada y rebelde —aunque a la vez resignada— del personaje de ficción más auténtico y seductor que hoy por hoy se pueda encontrar en la sección de ‘Novedades’ de cualquier librería.

Sin mucho orden, Philip Kerr ha colocado a Bernie Gunther en diferentes etapas de su vida, desde los años de máximo apogeo del Tercer Reich, en los que el protagonista formaba parte de la Kripo (Policía Criminal del Reich); pasando después por la época de posguerra como detective privado en Munich; y finalmente en su huida a Buenos Aires y su posterior establecimiento en La Habana. Una vida totalmente marcada por las atrocidades de sus compatriotas nazis antes y durante la II Guerra Mundial.

Dos géneros entonces, el negro y el histórico, unidos por este autor con verdadera maestría para convertir la saga ‘Berlín Noir’ en una de las mejores series literarias de todos los tiempos. Violetas de marzo (1989), Pálido criminal (1990) y Réquiem alemán (1991) conformaron la trilogía de inicio. Obras sensacionales que, sin duda, merecía la pena continuar. Así pues, quince años más tarde, Kerr recuperaba a su personaje más emblemático y continuaba la serie sin abandonar esa narración en primera persona, cínica y descarnada, que ha hecho de Gunther un verdadero ícono para los adictos a la novela negra. Unos por otros (2006), Una llama misteriosa (2008), Si los muertos no resucitan (2009) —ganadora ésta del prestigioso Premio Internacional de Novela Negra RBA en su tercera edición— y Gris de campaña (2010) no solo eran secuelas extraordinarias, sino que lograban transmitir al lector el génesis y la evolución de un tormento; el insondable corolario de un hombre que ha estado cerca del infierno y que trata sin éxito de curar sus quemaduras.

En la última entrega de la saga, Praga mortal (mayo de 2012), Kerr da un paso atrás en el tiempo y vuelve a situar a Bernie Gunther como inspector de policía de la Kripo en Berlín. Corre el año 1941 y la ciudad comienza a sentir las penurias de la guerra. Los alemanes sufren el racionamiento de alimentos y los judíos son obligados a identificarse con la estrella de David cosida en la ropa. No hace mucho que Gunther ha regresado del frente y los remordimientos le atormentan debido a las barbaridades que se ha visto obligado a cometer en Ucrania por orden de sus mandos superiores. Paradójicamente, Gunther sobrevive al martirio de la culpa dedicando sus esfuerzos a lo que mejor sabe hacer: resolver casos de asesinato. En esas está cuando recibe la orden del mismísimo Reinhard Heydrich de abandonar sus ocupaciones en Homicidios y viajar a Praga para atender un asunto de vital importancia. Su misión aparente será velar por la seguridad de su antiguo jefe, recientemente nombrado Reichsprotector de Bohemia y Maravia, y lo que en principio se presenta como una soporífera reunión de fin de semana entre detestables oficiales nazis, acaba convirtiéndose en una investigación al más puro estilo de Agatha Christie. Durante su estancia en el castillo ocupado por Heydrich, uno de sus cuatro asesores es asesinado misteriosamente en una habitación cerrada por dentro. Por supuesto, Gunther acabará resolviendo el caso, aunque tal acierto pondrá en riesgo su vida al verse implicado en una sórdida conspiración de espionaje y contraespionaje. Así pues, haciendo gala de su pericia como sabueso y utilizando ese talante tenaz e irreverente tan propio de su carácter, Gunther descubrirá que él mismo no es más que un peón en el tablero, manejado a su antojo por un jugador despiadado e implacable.

Philip Kerr vuelve con Praga mortal a encandilar a sus lectores. En ella consigue hilvanar una trama realmente excepcional; rigurosa en su corte histórico y absolutamente absorbente en la ficción que representa su protagonista. Un personaje que, en mi opinión, hace ya tiempo que se convirtió en un auténtico mito del género negro. Grande Bernie Gunther. Grande Philip Kerr.

 

Toni Soler, viernes 25 de julio de 2012

Twitter: @tonelo1000

 

PRAGA MORTAL / Philip Kerr, 4.7 out of 5 based on 3 ratings